El territorio

"Yabés hizo esta petición al Dios de Israel: 'Bendíceme, ensancha mi territorio y ayúdame. Presérvame del mal para que no padezca.' Dios le concedió lo que había pedido." (1 Crónicas 4:10)

Ampliar su territorio, para disponer de más pasto y agua para sus rebaños, era una importante petición a Dios en aquellos tiempos cuando los israelitas eran un pueblo de pastores en su mayoría. Un pedido de prosperidad.